rio_1

De: Jiddu Krishnamurti

Extracto de el libro “El Vivir y el Morir”

Pongámoslo de otro modo. Un ser humano no ha puesto fin a sus dolores, sus desdichas, su confusión. Entonces es como el resto del mundo. Muere, pero el dolor, la confusión, la desdicha, como un campo vasto, continúan. Esto es un hecho. Como un inmenso caudal de agua en un río, existe este inmenso dolor del hombre. ¡Por Dios!, vean todo esto. Existen tanta violencia, tanto odio, celos… ésa es la vasta corriente. Nosotros, los seres humanos, formamos parte de esa corriente. A menos que yo muera para esa corriente, ésta continuará; la corriente que es el mundo, continuará. Por lo tanto, el hombre que se sale de la corriente sabrá qué hay más allá. Pero mientras uno permanezca en esa corriente, un pie adentro y un pie afuera, jugando – cosa que hace la mayoría de nosotros-, jamás descubrirá qué hay más allá de la muerte. Lo cual implica que uno debe morir para todas las cosas sin ningún tipo de esperanzas. ¿Entiende todo esto? Esa es una de las cosas más difíciles que hay. Un hombre que muera para todo, conocerá lo eterno. ¿Comprende?