Lamina-Presencia-Yo SoyLámina de la Presencia “Yo Soy” (arte: Rubén Cedeño y Claudia Peppi)

Por la Amada Diosa Diana

El Ser de Fuego Blanco está compuesto de millones y millones de electrones que se agrupan alrededor de un núcleo central, para formar un átomo espiritual, y dicho núcleo tiene la forma de su Patrón de Luz. Cada individuo está equipado con Siete Cuerpos, el primero de los cuales es el Ser de Fuego Blanco -hecho a imagen y semejanza de Dios-, una luz flamígera que está completamente libre de todo peso, impureza, sombra; y cada electrón emite la música de su Llave Tonal, la fragancia y perfume de su propio ser. El Cuerpo de Fuego Blanco, a su vez, proyecta hacia adelante los Cuerpos Electrónicos o Rayos Gemelos, el “Yo Soy”.

El Cuerpo Causal mantiene dentro de sí los Siete Colores de las Siete Esferas, acopiados durante el viaje de cada individuo a través de las esferas internas; y todo el bien de todas las experiencias, en cada encarnación, es depositado allí. Ustedes crean su propio Cuerpo Causal, que es el registro de todo el bien que han hecho.

El Santo Ser Crístico es una conciencia pura y perfecta que crece y aumenta con el Cuerpo Causal. Cuando el individuo decidió usar su experiencia en las Siete Esferas Internas y solicitar la encarnación en la Tierra, el Santo Ser Crístico vino a la existencia para actuar como un transformador, para disminuir el voltaje de la magnificencia de la Presencia “Yo Soy” dentro de la atmósfera en que los vehículos del ser externo habrían de funcionar. Está en completa armonía, y emite una música magnífica así como una fragancia exquisita.

(Extracto del “Libro de la Vida”, Maestros Ascendidos).